Las rosas rojas

Va en el metro, con un ramo de rosas entre los brazos. Su marido le ha regalado unas rosas rojas, una por cada año de los que llevan juntos. El le regala cada año rosas rojas, pero hace dos años que ha dejado de amarla, de desearla. Ella sujeta con fuerza las rosas, se siente observada,porque toda la gente del metro la mira, toda la gente que sube, la mira, piensan que es afortunada y que alguien la debe de querer mucho para regalarle esas rosas. Pero ella no siente nada por esas rosas. Piensa en las margaritas que ha dejado sobre su mesa, en la oficina, esas margaritas que su compañero de trabajo, ese con el que mantiene una relación secreta desde hace 1 año, le ha regalado.

Al llegar a casa el le preguntará si le gustaron las rosas, ella le besará, le dirá que le han encantado, las meterá en agua. Pero esas rosas no guardarán amor alguno, por ninguna de las partes, terminaran marchitándose, muriendo. Y quedaran muertas como su relación, como su amor.
En la mesa, mientras cenan, el la mira de reojo, le pregunta por su día de trabajo, mientras sorbe la sopa, despacio, y casi sin hacer ruido. Ella le contesta que muy bien. Y esa pregunta la lleva a pensar en su amado, en su compañero de trabajo, aquel que convierte que ir al trabajo sea felicidad, que sea lo que más desee cada mañana. Muy bien, ha sido un día estupendo -contesta ella, al fin-.
El no para de mirarla, no sabe como decirle que hace tiempo dejó de amarla, dejó de sentirla y dejó de encontrar especial el llegar a casa y pasar tiempo juntos. La mira, y tiene miedo de decirle lo que le ocurre, y hacerle daño, piensa que ella querrá morirse, que le odiará, que no querrá verle más, que le echará de casa. Tiene miedo, por eso no abre la boca más que para comer.
Ella lo mira. Se siente sucia, porque le está haciendo daño, porque en realidad es un hombre adorable y guapo, que la ama. Se siente mal, y no sabe como explicarle lo que pasa por su cabeza. Ella no se atreve a decirle que se a enamorado de otro, que ya no siente por el, mas que un cariño infinito, pero nada más. Que ya no le desea en la cama. Por eso, desde hace un año y pocos meses, solo hacen el amor, cada tres meses, y de forma rápida y compulsiva, quizá por aburrimiento, quizá por aparentar, quizá por costumbre.
Ni una sola pelea, han tenido, a lo largo de su relación. Pero desde que les viene ocurriendo todo esto, a ambos, es que ni siquiera tienen opiniones contrarias. El hace todo lo posible para para que ella se encuentre bien (bastante tiene con que ya no la quiera piensa él), quiere al menos, hacer que ella esté bien con el, que no sufra.Ella por su parte, lo trata muy bien, lo cuida, y aunque no lo ama, le tiene y le guarda ese cariño que los años y el amor que se tuvieron durante mucho tiempo, le han proporcionado.
Y así llevan ya dos años. Dentro de una relación que es mentira.
Y así, el uno y el otro, guardan su secreto cada día.

Ella va a la cocina, mira el ramo de rosas rojas.. Dos de ellas están marchitas. Encogidas y ennegrecidas. Ella lo llama a la cocina, le dice que mire el ramo, el lo mira: Si, cariño 6 rosas, una por cada año que llevamos juntos. Ella le responde: Sí, pero mira, dos de ellas se han puesto así nada más llegar a casa.....
Y en ese momento ambos miran el ramo. Callados. Con el corazón en la garganta. Se miran:
piensan que ha llegado la hora de hablar.

6 comentarios:

Alas al viento 5 de febrero de 2008, 20:11  

En fin, mejor que hablen no? Pero si en 6 años se acaba el amor mal asunto. Tan distinto a mi post de hoy.

Besos.

X 5 de febrero de 2008, 20:44  

Cuatro ya me parecen muchos.

melona 5 de febrero de 2008, 22:13  

Yo soy la del ramo de rosas, aun sin tenerlo hoy, me siento como ella,ojala llegue el dia que pueda decir tenemos que hablar.

Luna Carmesi 6 de febrero de 2008, 9:12  

Las flores no deben separarse de su raiz...
Siempre se marchitan. Siempre.

Si no se riegan.
Si nadie sabe regar, cuidar, mimar... Mejor comprar un cactus... Y aún asi con reservas.

Rodolfo Serrano 6 de febrero de 2008, 9:49  

¿Te acuerdas de la canción "un muerto encierras"?

juan rafael 6 de febrero de 2008, 13:39  

Si, hay quien deja pasar el tiempo y después se arrepiente de ello.
Besos.

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.