¿Verdad o Mentira?

Que una mentira puede llegar a convertirse en verdad, todos sabemos que es mentira. Es prácticamente imposible, porque si es mentira es mentira, no hay más. No se si recordaréis, o mejor dicho: si conocisteis a Marta de Esparta, tenía un blog, que podéis ver pinchando sobre el nombre. Un blog, para mi gusto demasiado bonito, respecto a diseño, y bueno, se lo curraba, los post eran una verdadera delicia, era como leer una novela en formato cómic, pero sin dibujos, todo dividido por apartados. Formidable.
Yo era asidua. Entraba cada día, a ver si nuestra Marta había escrito algo, siempre sorprendía con algo, porque como podéis ver acompañaba sus post con fotos que ella misma personalizaba y quedaba muy bien con el diseño, todo colorido, te sentías bien, rodeada de tantos colores mientras leías en su página. Pero un día, Marta murió. Sí, como leéis, Marta murió. O más bien, Marta nunca existió. Nunca existió esa Marta que nos contaba sus historias, ya fuesen verdad o mentira, pero sus historias. Hubo gente que se atrevió a decir que ese blog lo abrió un tío que se le da bien esto de escribir y que lo hizo solamente para ganar el concurso de 20 minutos. Le salió mal, no ganó nada. Pero si ganó mi voto, al menos, cada día. Pues si mal no recuerdo era a ella, a quien votaba cada día para que ganase, en cuanto a diseño y también a contenido.
Era un blog que tenía una media de 100 comentarios diarios, más seguramente más de 1000 visitas diarias. A la gente les llegó de verdad a gustar Marta de Esparta. A mi me gustaba.

Pero un día anunció su muerte. Marta nunca había existido. Es que Marta ni era Marta ni era mujer, ni llevaba esa vida que decía contar y compartir, ni nada. Con lo cual, el blog recibió algunas visitas más de incrédulos/as que pensaban que todo era una siniestra broma. Yo misma, entré cada día durante un mes, porque no podía creerme que una persona se lo pueda currar tanto para ganar un concurso y luego........¿luego qué? ¿llevaría a su hermana a recoger el premio?.

Son mentiras y mentiras. Es como si un día anuncio mi muerte en este blog. Y os digo que yo nunca existí.

6 comentarios:

X 13 de febrero de 2008, 19:17  

Habría que definir entonces lo que es existir, ¿no te parece? ;-)

Octavio 13 de febrero de 2008, 20:33  

Tú (quien quiera que seas) escribes; yo (quienquiera que sea), te leo. Es una forma de existir como cualquier otra, incluso mejor. Aunque ni tú ni yo seamos lo que parecemos.

Eyes 13 de febrero de 2008, 21:18  

Asi son las nuevas tecnologias, nos guste o no.

Un saludo

juan rafael 14 de febrero de 2008, 12:03  

¿Qué tiene que ver quién se sea con el blog? La única diferencia para mi es si despedirme con besos o saludos.
Si vamos a creer todo lo que la gente cuenta, incluso hay blogs que suplantan a personalidades conocidas.
La verdadera carga es para el autor del blog que debe llevar esa carga de expresar con una personalida diferente.
Besos.

Alas al viento 14 de febrero de 2008, 19:07  

Bueno,pues si fueses mentira nos habrías engañado y hecho disfrutar con tus historias.

Besos

eigual 14 de febrero de 2008, 20:03  

¿Sabéis? Cada uno poseemos un tesoro: la imaginación. Eso es lo que hace que la vida cobre su sentido cada día (en algunos casos, claro).

Por ahora no os diré que soy de mentira, pero solo por ahora, cuando lo sea os lo diré..je je..

Abrazos a todos...

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.