Preguntále a la gente

Si le preguntas a la gente que si les gusta su trabajo, el 70% te dirán que no. Que lo odian. El 30% que si, que les encanta, pero la mitad de ese 30% que dicen gustarles, cuando lleguen a su casa, cuando se duerman y despierten odiarán levantarse por la mañana para ir a la mierda de trabajo que tienen. Pero hay que ganarse el pan, por eso, nos levantamos y vamos a nuestro trabajo aunque sea una mierda.
Yo pienso que el trabajo perfecto no existe. Que es una mentira inventada. Que trabajamos por dinero, simplemente, porque sin dinero es difícil vivir, porque no es imposible, pero bastante difícil. Porque hoy sin dinero no tienes nada, pero con dinero lo tienes todo, o al menos tendrás aquello que elijas o puedas comprar.

Es curioso, hoy me he acordado de ella. Aquella mujer que lo compraba todo con dinero, una vez me dijo: "Si te quedas conmigo nunca tendrás que trabajar, solo te quedarás aquí, en mi casa, que será tuya, con la nevera llena de comida, e Internet con banda ancha para ti sola". Eso me dijo, y se quedo tan ancha. La verdad es que el ofrecimiento llamaba la atención, si no fuera porque detrás de aquel ofrecimiento había un "pero", casi siempre suele haber un pero tras ese tipo de cosas. Así que nada, le dije que me lo tenía que pensar. El día en que le tenía que decir un sí, o un no, me presenté en su casa. Le dije que no. Y se enfadó. Que ninguna mujer, nunca le había dicho que no. Y yo le pregunté ¿y entonces porqué estás sola, si ninguna mujer te ha dicho que no?. Me lanzó un zapato, me hizo daño. Bajé por el ascensor riéndome con mi reflejo en el espejo. Menos mal que no acepté aquello. Aquella mujer quería cada noche abusar de mi un poquito. Por eso estaba sola, a veces nadie elije el camino fácil, porque lo fácil conlleva, en muchas ocasiones a pasar por algo que no nos gusta. Es que no todo es perfecto.

Por eso amigos, me quedo con mi mierda de trabajo. Mi sueldo de mierda. Como todos ustedes que me leen, y nada, que ya vendrán tiempos mejores. Quizá acertemos una primitiva, que eso si que quita penas. O quien sabe, quizá siempre sigamos siendo pobres, pero quizá tengamos una persona al lado que nos quiere, que nos ama, y eso, valga más que todo el dinero del mundo.

6 comentarios:

X 7 de febrero de 2008, 0:31  

Tres cosas hay en la vida.

Anónimo 7 de febrero de 2008, 2:40  

anda que dices algo nuevo hija mía.

y a ver si aprendes mejor a escribir, que parece que tengas seis años.

Rodolfo Serrano 7 de febrero de 2008, 9:16  

Bueno, ya sabes que, como dijo Machado, hay necios que confunde valor y precio.

Alas al viento 7 de febrero de 2008, 17:46  

Pues claro q merece la pena mucho más!!!

eigual 7 de febrero de 2008, 21:30  

x: Salud, dinero y amor? jeje..

Rodolfo Serrano: Cierto.....

Alas al viento: Gracias....guapa!

eigual 7 de febrero de 2008, 21:32  

Ah, anónima, porque te intuyo mujer por tu absurdo sarcasmo. Pero si eres un hombre, pues mira, también hay hombres con un vocabulario como el tuyo.
Y bueno, si, puede parecer que tenga 6 años,pero suma 20 más y darás en la tecla, aunque bueno, ya lo debes saber porque visitas mi blog aunque no te gusta lo que escribo.

En fin...

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.