Dejé de abrazar la almohada

No me va a hundir, ni me hará sentir "pequeña" los comentarios con insultos, los comentarios hirientes. La mitad de esos comentarios, seguramente, los escribe una persona con la que he compartido una coca-cola, y esa persona me conoció físicamente, pero nunca me conoció por dentro, porque los ojos, a veces, están mas ciegos de lo que creemos. Nadie, ninguna persona, que me diga que no sirvo para escribir, va a lograr que abandone mis sueños. Cada vez que recibo una critica destructiva hacía mi forma de escribir, hacia mi persona, no me hundo, al contrario, crezco mucho y sonrío con esta sonrisa de medio lado que tú quizá nunca veas, ni te haga falta ver.

Estos últimos 5 años de mi vida los he pasado tan mal, he estado tan hundida en la mierda, que no se lo deseo a nadie, ni a mi peor enemigo (de tenerlo). He escrito, posiblemente los post más tristes de la historia, mi antiguo blog pudo ser uno de los más tristes de Internet. Pero aquella época terminó, pudiera aún estar ahí, hundida en la mierda, aún más. Pero decidí salir. Y después de dudar entre el suicidio me decanté por la vida, porque sabía que me podían pasar cosas maravillosas. Y no me equivoqué. Menos mal que no me suicidé.

Creé este blog para escribir sobre mi, sobre las personas, sobre el amor. Para escribir historias inventadas. Para escribir algunos poemas. Para darme a conocer un poco más. Y para rodearme de gente buena, y por qué no también de gente mala. De gente que también necesita leer, y escribir para mantenerse vivo. Por eso escribo aquí, y si esta página no es del agrado de alguien, que visiten otras páginas, será que no hay webs y blogs.
Voy a seguir escribiendo aquí. Y voy a seguir escribiendo mi libro, que seguramente publicaré aquí o aquí, a no ser que alguna editorial lo lea y esté interesada. Porque nunca se sabe. Porque esta vida da demasiadas sorpresas.
Yo sigo luchando y sigo escribiendo. Lo hago cada día, desde que despierto. He aprendido a no ser conformista, a hacer más cosas y mejor. Por eso, amigos, a los que me comentáis para bajarme los ánimos, y a los que me los subís cada día, con vuestros comentarios, os tengo que dar las gracias infinitas.
Una vez, estuve sola, hundida, sin nadie a quien abrazar. Solo tenía dos cosas, dos sueños: encontrar un trabajo digno y tener tiempo para escribir.
Ambas cosas las he conseguido. Y, sí, ya no tengo que abrazarme a una almohada, rodeada de silencio y soledad. Ahora me abrazo a un cuerpo. Pues también encontré el amor. Es lo que tiene creer en una misma y tirar hacia delante.
Si fuese tan mala escribiendo, tan mala persona, tan mala en casi todo, a día de hoy no podría escribir lo que he escrito.


Ni estaría tan bien acompañada, de gente, que me llama, que se interesa por mi, por mis cosas, por mi estado de ánimo. De gente que me necesita, que me pide consejos, que me dicen que no deje de escribir, que me piden un poema a escondidas para dedicarlo a su pareja. Yo puedo ser tonta, pero toda esa gente, no tienen ni un pelo de tontos.

5 comentarios:

Meiko 31 de julio de 2008, 10:30  

Si de verdad no te hieren esos comentarios, no escribirías sobre ellos, y con este ya van 2 o 3 post al respecto (que yo haya leído).

No te rebaja el decir que te molestan, y con no permitir los comentarios anónimos en tu blog te quitarías esa molestia (yo lo hice durante una temporada).
Además tienes lo de la moderación de comentarios, pues no lo publiques.

Y también hay que aprender que no puedes gustar a todo el mundo. Habrá gente que le gusta como escribes y otros a los que no.

A mí personalmente, hay post que me gustan y otros que me cansan. Cuando toca uno que me cansa, dejo de leer y ya está (que vaya rollo tener que leerlo todo y luego además criticarlo)

Quédate con la gente que te apoya, y aparta a los que te critican. Que ya es masoquismo aguantar a gente que no vale la pena (eso lo aprendí no hace mucho).

Saludos

Wawanko, Pableras, Pao... 31 de julio de 2008, 13:25  

Hola!

Te leo desde hace mucho tiempo, en tu anterior blog. Me encantaba, y este tambien. De echo, ya he soltado unas lagrimias de alegria. Me alegra mucho que estes bien, que hayas encontrado el amor. Enhorabuena.

Yo ahora lo he perdido. Y sigo perdiendo cosas. Ahora estoy undido en la mierda, y quiero salir pero no se como hacerlo. Pero me imagino que poco a poco. Pero cada paso que doy, me cuesta como tocar el fondo del oceano sin oxigeno...

En fin, la vida, duele...

Si quieres, te invito a ver mi blog. http://www.wawanko.blogspot.com/

Un abrazo.

eigual 31 de julio de 2008, 18:58  

Meiko: Si lees bien lo que he escrito, me refiero a una persona en concreto, que conozco, y que es el autor de la mayoría (por no decir, todos) de los comentarios anónimos, o con nombre distinto en ocasiones.
No es que de verdad no me hieran, como tú dices, los comentarios, si no que, no me afecta en absoluto. Porque quien se expone a escribir públicamente, se arriesga a tener críticas: buenas y malas. He hablado del tema por que me apetecía, que me repito, bueno, que le vamos a hacer, como tu bien dices, comienzas a leer, y si no te gusta lo que lees, paras de hacerlo, y a otra cosa.

Moderar, modero. Pero no voy a dejar de publicar comentarios con críticas hacia mi persona o hacia mis escritos. No, porque las criticas que no van a mi favor, ni a mi forma de escribir, también los necesito. No publicaré los comentarios con insultos, hacía mi, o hacia cualquier otra persona asidua a este blog, o compañero blogger, o en fin, cualquier otra persona que comente a menudo. No voy a permitir eso, porque afea, y porque no quiero tener insultos ni piques en mi blog.
Y hago esto, porque de no publicar los comentarios con los que no estuviese de acuerdo, no habría publicado el tuyo ¿y no es justo, verdad?. Todos tenemos libertad de expresión mientras seamos sinceros y educados a la vez.
Yo te leo a ti a menudo, nunca te digo nada, es cierto. Casi siempre que leo un post tuyo termino de hacerlo, por eso de no dejar las cosas a medias.
Decirte para terminar con todo este royo que estoy soltando, que hace mucho tiempo que acepté eso de que no se le puede gustar a todo el mundo, de ahí que publique también las malas criticas a todo lo que escribo.
Por eso que no apartaré nunca a la gente que me critica, pues sé, que quizá algún día les encuentre sentados frente a mi, en la presentación de alguno de mis libros. Saludos y gracias por tu comentario.


Wawanko, Pableras, Pao: Me has sacado una sonrisa.Voy ahora mismo a mirar tu blog. Me muero de curiosidad. Te doy las gracias por manifestarte, y por continuar aún leyéndome (he dado tantas vueltas).
Ánimo y nos seguimos leyendo!

La Dulce Pena 31 de julio de 2008, 21:13  

Eigual, tú eres el claro ejemplo del que la siga la consigue... Te gusta escribir, y es lo que haces, ojalá, de corazón, que algún día puedas vivir de ello (si quieres), mientras tanto, yo seguiré leyéndote... esperando tu libro lo publiques dónde lo publiques...

Y alegrándome por tus sueños cumplidos...

PD: Siempre es mejor abrazar amores que abrazar almohadas, ellos al menos, te los pueden devolver..

Bss

Anónimo 9 de marzo de 2009, 9:19  

Bendita tú que saliste de esa crisis, no se que edad tengas pero yo solo tengo 22 años y ya se lo que es la soledad, el maltrato, la falta de sentido de pertenencia, la tristeza y el desamor. Fíjate que tocando el tema de almohadas, hasta hoy descubri a que se debe mi "flojera" actual. En parte si lo reconozco soy muy flojo pero acabo de reflexionar que me cuesta dejar la cama porque en posición fetal me siento BIEN, la tristeza por momentos se va y que decir de abrazar la almohada, pudo ya sonar mi despertador pero me puedo estar alrededor de 1 hora abrazando la almohada y en feto; así creo "otra realidad" en la que me siento "amado" y en la que "amo" a mi "pareja" (almohada) y me siento "vivo" (si, soy hombre). Asi que... bueno tu que estuviste tanto tiempo sola, creo que puedes entender lo que una almohada significa...

1 frase que leí y me gustó y una reflexión a la que llegué despues de mucho meditar:

-La soledad es eso que no se ve pero hace mucho ruido
-El amor es como la vida misma... un instante

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.