Mis amigos

En el instituto yo era la chica rara de gafas que se sentaba en segunda fila a escuchar al profesor. Era la única que se juntaba en el recreo con el chico bajito de melenas, la chica gorda y simpática, y el niño tímido. Nos hicimos verdaderos amigos los cuatro. En invierno, en los recreos, nos íbamos al sol, y contábamos historias. El chico bajito de melenas quería tocar en un grupo de rock, se reía cuando lo contaba, de medio lado, con aquella sonrisa típica de un chico lleno de sueños. A mi me gustaba mucho ese chico, intenté más de una vez emparejarlo con mi amiga, la gorda y simpática, pero no hubo manera, eran demasiado buenos amigos. La chica gorda y simpática quería conocer al amor de su vida, ser ama de casa y tener cuatro perros. Esperaba a su príncipe azul. El chico tímido quería ser bombero, iba al gimnasio porque decía que tenía que ponerse fuerte y mantenerse en forma. Y yo... yo quería ser escritora. Y ellos me animaban. Les leía relatos que escribía durante la clase de matemáticas (de ahí que siempre suspendiera esa asignatura) y quedaban encantados. Sin embargo ahora leo alguna de esas historias que escribía con 18 y 19 años y no me reconozco, me parecen historias muy mal escritas y muy malas, pero muy buenas para aquella época, cuando estaba empezando.
Yo les decía que quería escribir un libro. Y ellos me decían entusiasmados que querían tener uno de mis libros dedicados. Siempre creyeron en mi. Y yo también creía en ellos. Aguanté en aquel instituto, estudiando Administrativo, por ellos, por lo bien que lo pasábamos y porque al fin de al cabo ese título me podría servir para trabajar en alguna oficina, en un futuro.

Y hoy me he acordado de ellos, 12 años después:

El chico bajito de melenas, que quería tocar en un grupo de rock, a día de hoy toca en uno. Que además es bastante conocido. Sigue teniendo la misma sonrisa de medio lado, ha cumplido sus sueños.

La chica gorda y simpática conoció a su príncipe azul, se mudó a Barcelona, y a día de hoy es ama de casa-trabajadora, tiene 3 perros y es realmente feliz.

El chico tímido, ahora viste de color rojo: es bombero. Ha salvado unas cuantas vidas, y tiene tatuadas en su cuerpo algunas marcas de fuego. Es feliz.

Y yo, bueno,.....de mi ya os he hablado muchas veces.

Hoy me he acordado de esos días, de ellos :verdaderos amigos. Muy luchadores.
Esos apodos ( chica rara de gafas, bajito de melenas, chica gorda y simpática, niño tímido) no los he puesto yo, eran los motes que algunos compañeros nos habían adjudicado. Aquellos que se reían de nuestras pintas, de nuestra forma de vivir la vida, hoy en día, el que no tiene hijos a los que no pueden mantener, trabaja infelizmente. Vacío y sin sueños algunos. Aunque he de decir que hubo quien tuvo más suerte.
Una vez me encontré a uno de estos compañeros por la calle, intentando convertirse en mi amigo. Cómo nos sorprende la vida.

5 comentarios:

Anónimo 29 de julio de 2008, 1:14  

Esto tiene pinta de ser uno de tus inventos absurdos.

La Dulce Pena 29 de julio de 2008, 18:43  

Me has emocionado... jeje. Al final vosotros, por los que nadie apostaba, ni nadie os quería, fuisteis los que luchásteis y lo conseguísteis...

Me alegro un montón por todos vosotros... Besos guapa

PD: Si no te lo pregunto rebiento... ¿en qué grupo toca tu amigo el bajito de melenas?

Anónimo 29 de julio de 2008, 19:25  

Te leo desde hace tiempo eigual, y nunca te digo nada pq cada vez q te leo me quedo con un cosquilleo en el estomago que flipo. yo no tengo blog pero me gusta leer algunos. y me rio cuando leo comentarios del anonimo ese q por cierto pasa de el o de ella. los envidiosos amargados comentan de esa forma. tu eres una gran escritora. y cuando tengas en venta ese libro q estas escribiendo voy a comprarlo. ¡q ganas de leerlo y de q me lo puedas dedicar!

wapetona un beso de una admiradora y recuerda ¡ni caso a esos anonimos amargados!

Anónimo 30 de julio de 2008, 10:26  

ni tanto ni tan calvo
o sea, respecto a lo que comentan los anonimos..
ni tan chungo lo que escribe eigual
ni tan maravilloso tampoco!
creo que simplemente lo que escribe es un reflejo de lo que ella es..
y como todo, si se quiere,
pues tiene su mercado!
no hace falta ser un gran erudito de las letras para acabar vendiendo bestsellers... eso lo sabemos todos..
lo mejor
que eigual nunca ha sido prepotente
y eso le salva de todo!
hace lo que hace por que le apetece
sin dañar a nadie ni pretende tampoco asombrar con lo que hace
y eso es lo más respetable de todo!

reflexiones literarias fuera de hora..

Anónimo 21 de agosto de 2008, 12:25  

ola pasaba por este blog y me ha dado x leer algunas erntradas y m gusta como escribes :) la verdad esk yo tuve el mismo problema.. aguante en mi colegio desde los 3 años k llevaba asta los 16 son 4 amigos principalmente, mi mejr amiga "la bajita", otro amigo "e alto" y la "marimacho" una amgia que se comportaba a veces con actitudes asculinas deahi su nombre.La verdad, sufri muxo pero cuand empecé el bachiller todos nos fuims de ese colegio y empezamos a ser felices aunk nuestras vidas se separaron, menos con mi mejr amiga "la bajita". Les sigo viendo de vez en cuando pero lo más gracioso es lo k dices.. alguna vez m he encontrao a algun palurdo de esos que se hacia notar entre la muchedumbre de la clase y su vida ha empeorado notablemente,incluso intentando convertirse en mi amgo, haciendome olvidar todo lo ocurrido.Que se jodan!

RaVeN (17 años)

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.