Gracias a todos

Quizá he estado un poco tonta esta semana. No lo sé. Necesitaba escribir mil cosas, pero no sabía muy bien como ordenar todas esas ideas dentro de mi cabeza. Estos días necesitaba estar sola, y la gente, por la calle, me intimidaban, sus miradas me producían inseguridad. Por eso buscaba, cuando podía, resguardarme en alguna esquina, para pensar, para ordenar mis ideas, tranquilamente en mi cabeza. Yo, necesito de la gente para escribir, porque evidentemente sin gente no podría contar las historias que cuento, en las que mucha de esa gente son los protagonistas y otros meros figurantes.
Pero esta semana he sentido la necesidad de estar sola, sola en este mundo. Sin gente. Y me ha resultado imposible.
He sentido miedo, he soñado varias noches, que perdía las ganas de escribir, y que dejaba de hacerlo. Que me convertía en una vulgar mujer con el pelo lleno de canas, que solo se dedica a rellenar sudokus, y ver programas cutres de la televisión. Y me he despertado de madrugada, en más de una ocasión, llorando, unas veces porque mi madre no me abrazaba y otras porque el préstamo que termino de pagar el año que viene se alargaba otro año más y yo no entendía nada.

Entrar aquí, y contaros historias, cosas sobre mi vida, es mi recompensa cada día. A cada mañana, en la que me levanto y voy a un trabajo que sí, que me gusta, que sí, que estoy orgullosa de tener, pero que no es lo mío: porque lo mio es escribir, es escribir cada día, es inventar una historia, o narrar mi propia historia; la historia que es mi vida.

Gracias (porque a veces me apetece mucho daros las gracias y casi nunca lo hago), a todos los que me habéis contestado a mi post "Confesando", y a los que no lo habéis hecho, pero que estáis ahí, que me leéis cada día: que sé que sois muchos/as.
Sigo escribiendo, sigo haciendo lo que más me gusta.
Que si Rodolfo Serrano, un hombre al que admiro infinito, y estoy empezando a coger un cariño tremendo, me ha dicho que escribo cada vez mejor, he de creerle.

5 comentarios:

X 31 de enero de 2008, 20:51  

No hay de qué. ;-)

Rodolfo Serrano 1 de febrero de 2008, 9:29  

Gracias a ti

juan rafael 1 de febrero de 2008, 11:40  

No puedo responderte "de nada" ya que acabo de conocerte. Muy emotiva la historia de internet en la que casi es todo un emblema el salir del anonimato.
Besos.

Luna Carmesi 1 de febrero de 2008, 20:17  

Buen fin de semana.
Un beso.

Renton 3 de febrero de 2008, 10:41  

Ay, te prometo que estos días tenía el pc fotut y no he podido pasearme como antes por la blogosphera!

Eso sí, una vez ya con pc, aquí estoy...

:]

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.