En busca de la camiseta

Nada más llegar a Barcelona, una de las primeras cosas que hice fue buscar una tienda de la que me habían hablado, en la que tienen las cosas más impensables y frikis. Cosas que poca gente busca y que por lo tanto no se suelen encontrar en las tiendas habituales.

Llegué a aquella tienda, como un niño pequeño que llega por primera vez a una enorme tienda de juguetes. Un hombre se acercó a mi, y me preguntó que si me podía ayudar. Era el dependiente. Un hombre que bien podría confundirse con el chico de mantenimiento: pantalones vaqueros sucios, camisa corta de cuadros, y gorra para atrás.
Le expliqué lo que buscaba:

-Estoy buscando una camiseta que contenga trozos de canciones de Ismael Serrano -le dije sonriente-.

El chico me miró extrañado. Yo pensaba que me iba a decir que no sabía quien era Ismael Serrano (no sería la primera persona que me lo dice, ni la primera persona a la que regaño por no conocer a tan gran artista). Pero el chico comienza a tararear: "papa cuéntame otra vez... esa historia...". Era extraño y a la vez maravilloso ver a ese chico, con esas pintas, tarareando una de Ismael. Le miré sonriente todo el rato, hasta que me dijo: pues no... no tengo esa camiseta, no tengo ninguna camiseta con canciones de Ismael.
Pensaba que en este sitio tendrían mi ansiada camiseta, esa que pensaba que a alguien se le había tenido que ocurrir hacer.

-Oye, y ¿por qué quieres una camiseta con las letras de canciones del Serrano? -me preguntó encogiendo los hombros-.

-Pues es sencillo: quiero llevar sus canciones encima mía todo el día. Quiero que la gente cada vez que me mire lea una de esas frases. Creo que es una forma fácil de abrir el corazón de algunas personas, de sacar alguna sonrisa, o la oportunidad perfecta de que alguien te pregunte ¿y esas frases que llevas escritas, de quien son, son tuyas? y yo poder contestarle: ¿pero no conoces a Ismael Serrano?. Mañana te traigo uno de sus Cd's para que lo escuches. A partir de ahí cualquier persona que escuche a Ismael es capaz de enamorarse de su música, de sus canciones. Es posible que en sus letras encuentre algo que encontré yo la primera vez que las escuché. Puede ser maravilloso tener una camiseta como esa, ¿no crees? -le dije-.

-Pues sí... es una idea magnifica, no entiendo aún como nadie ha hecho una camiseta de esas....

Me despedí del chico, no sin antes haberle dado las gracias por dedicarme parte de su tiempo.
Cuando salí de la tienda, pegué un bote en medio de la acera. ¡Claro! ¿cómo no lo había pensado antes?. Yo podía hacerme esa camiseta, no tenía porque comprarla. Podía hacerla yo, y lo mejor: con las letras de canciones que yo quisiera. Por eso, desvié mi rumbo, compré una camiseta de color negro, pintura textil, y esa misma tarde me puse manos a la obra.

Y así es como está quedando (aún no está terminada):



















Dibujada completamente a mano alzada.

Si tu también quieres una de estas, no busques en las tiendas frikis, no hay.

4 comentarios:

chico_de_mantenimiento 27 de junio de 2008, 15:25  

Mas respeto por favor

fire 1 de julio de 2008, 1:53  

lo que tu no consigas...¡¡
:-)

La Dulce Pena 1 de julio de 2008, 23:56  

jajaja, me gusta tu idea... si tuviera valor te copiaría, pero, soy un mierda, y me da vergüenza.. pero, esta bien eso de ir con las letras que te gustan por la calle, gritándole al mundo... y que te pregunten... jeje

Bueno, besos guapa, sigo leyéndote... que he estado ausente unos días, perdóname...

PD:
Mil estrellas portaré,
Sólo una brillara
Cegando a la locura del placer.
Y en mi celda lucharé,
Y en ríos te veré
Con el reflejo del atardecer.

Ana Beatriz 12 de abril de 2009, 11:26  

qé chula! llevo buscando una de estas ni se sabe....pero ya me has dado la idea jejeje!!

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.