La chica triste

Come a escondidas. Cada hora va al baño y se encierra unos cuantos minutos allí dentro. Cuando vuelve la miro, y no parece ella, está pálida y sus ojeras se van abriendo paso desde sus ojos hacía abajo. Parece que cada vez que va al baño se deje allí un trozo de vida.
Cada día más delgada. Cada día más pálida. ¿Qué te ocurre, te encuentras mal?. Siempre hay alguna excusa en voz baja: es la regla, el resfriado, estoy pachucha, ya se me pasará.
Pero nunca se te pasa, siempre tienes la misma cara triste, las mismas ojeras de otro color. Cada vez te veo más delgada, y me dices que te estás quedando sin ropa porque tienes dos tallas menos.
La gente me dice que no te pasa nada, que tú comes. Pero de qué sirve lo que comas si luego lo echas en la taza del wc.
Como quiero saber la verdad, cuando te levantas de tu silla, como cada día para acudir a tu cita con el baño: te sigo sin que me veas. Una vez en el baño te escucho. De tu garganta sale un ruido que provoca un vómito, me tapo la nariz, y la boca para no gritar tu nombre.
Cuando terminas te espero fuera. Y me entra miedo porque no sé que decirte.
Cuando sales y me ves allí de pie te quedas tres segundos frente a mi, y me sonríes.
Y sales del baño como si lo que hubieses hecho allí dentro, como si vomitar cada día, a cada hora, fuese lo más normal, como si lo hiciéramos todas las personas al ir al baño.

No sé como ayudarte, porque creo que antes necesito que me ayuden a mi. Necesito que alguien me hable de lo que he escuchado y he visto. Necesito asimilarlo para poder acercarme a ti y encontrar las palabras suficientes para hablarte. Mientras tanto me miras, como si ahora yo formase parte de ti y tu problema. Me miras y tus ojos me hablan, diciéndome: ahora tú sabes mi secreto.


(dedicado a una compañera que lo está pasando realmente mal, en silencio)

4 comentarios:

El navegante 28 de junio de 2008, 18:58  

Suena a problema de anorexia. Y luego me quejaré yo de mis michelines...

Por cierto, ¿he dicho alguna vez que me gusta cómo escribes?

eigual 28 de junio de 2008, 22:44  

Gracias el navegante, se agradece escuchar cosas como estas.....
Saludos.

Issendil 30 de junio de 2008, 17:33  

y nadie más lo sabe?
porque un problema psicológico es un problema fisiológico, y solo se arregla médicamente
también tengo una amiga bulímica... y es una mierda, ayúdala :S

Un saludo ;)

La Dulce Pena 2 de julio de 2008, 0:20  

Uf... cuanto menos difícil, joder, pobre muchacha, pero que le lleva a esos extremos, y encima, al menos se ha dado cuenta de algo, de que no tiene ropa...

Intenta ayudarla cómo sea...

Bss y suerte
(sigo mañana leyendo que tengo sueño)

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.