Poema para encontrarte

No es que te busque,
en la próxima mirada
que cansada me ofrece,
una mujer,
que podría llevar tu nombre.

No es que espere a que llegues,
sentado en mis recuerdos.
No sé como eres,
si rubia o morena.
Quizás me esperes
fumando un cigarro
en una cafetería llena de gente.
O persiga tu olor una tarde cualquiera,
caminando por la acera,
hasta que la boca del metro,
nos devore.

No se si me dirás que me quieres,
que me odias,
o quédate a mi lado,
para siempre.
Cómo será el tacto de tu piel,
cómo besaran tus labios,
de qué manera se rendirán los míos.

En realidad no sé si quiero conocerte,
y verte con otro.
O con nadie.
Hoy,
cuando cuidadosamente,
pasabas las hojas y maldecías los números,
he querido que no fueras tú.
He deseado, otro nombre,
otro año,
otro lugar,
otro cuerpo,
y tú.

Pero que caprichoso
es el destino,
que nos hace encontrarnos
mirarnos,
enamorarnos,
en vidas distintas.
Como la tuya,
y la mía.

Aún así te miro.
Te respiro.
Aunque tu no me encuentres,
y yo no te tenga,
y además,
nunca.

1 comentarios:

La Dulce Pena 8 de junio de 2008, 20:15  

Precioso poema, se nota, que aunque lo niegues quieres encontrarme, quieres que crucemos miradas, y nos besemos en silencio... porque sientes lo mismo que yo...

Bss... algún día nos encontraremos...

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.