Los besos y lo caro que es todo

De pequeña, me cuenta mi Madre, que me quedaba mirando a las parejas cuando se daban un beso. Que si paseábamos por la calle, hacía que se detuviese conmigo, para mirar a las parejas en los parques, en mitad de la acera, en cualquier tienda, a ver como las parejas se besaban. Y que luego, al llegar a casa, juntaba las bocas de mis muñecos, y sonreía.
Me cuenta mi Madre, que en casa, cuando cambiaba el canal de televisión yo siempre gritaba, que parase, cuando salía alguien besándose. Tenía cierta afición por los besos: por el amor. Es decir, que no es de extrañar, que casi todas mis historias estén llenas de amor y también de desamor.
De pequeña (lo recuerdo) pensaba que todo el mundo se quería, y se besaba. Yo pensaba que cuando fuese mayor, también tendría alguien a quién besar y querer. Y te vas haciendo mayor, y ves que ese beso no llega. Mi primer beso fue a la portada de una revista de belleza, en la que salía la cara, bien grande, de Maribel Verdú. Desde ese momento me enamoré de esa mujer. A escondidas, buscaba en la televisión películas suyas, para verlas. También a escondidas de mis Padres. Ya que, Maribel Verdú, en todas sus películas salía ligera de ropa, y en la mayoría de escenas, follando. Con lo cual, me las tenía que ingeniar para poder ver las películas de otra forma. Y un día se me ocurrió grabar la película en vídeo. Recuerdo esperar impaciente a que mi Madre se fuese a trabajar, para poder verla. Y recuerdo tener que quitar la película cuando alguno de mis hermanos se asomaba a la televisión a preguntarme qué veía.

También recuerdo llorar al darme cuenta que jamás podría tener a esa mujer, ni en mis labios, ni en mis manos. En ninguna parte. Esa mujer era un trozo de papel frío que yo me acercaba a los labios, para besar, y cuyo beso se perdía justo en el momento que lo daba, porque ese trozo de papel, no sentía, ni me miraba, ni me decía que me quería o deseaba. Tiré la revista a la basura, tras tenerla escondida bajo mi colchón durante un año. Cuando la tiré, supe que existiría un día en que una mujer, de carne y hueso ,llegaría, y llego: vaya si llegó.

He vivido historias de amor, quizás las más hermosas. Siempre siento envidia (sana) cuando mis amigos me cuentan que llevan varios años de pareja. Cuando me cuenta que tienen casa propia,y que mañana les terminan de amueblar la cocina. Siempre he sabido que era eso lo que yo quería, y quiero.
Hacer años con tu pareja, es posible, que con amor, dedicación y paciencia, se consiga. La casa propia, imposible (pero no para todo el mundo) he estado mirando, (por mirar) y comprar un piso no es viable porque no es que sea caro, es muy caro. He mirado alquileres, (por mirar también) y está el típico piso antiguo, feo, con todo viejo y roto, no por mucho menos de 1000 euros, eso sí, en el que no aceptan animales, es porque no está amueblado, y el que no, piden aval, fianza, tus últimas doce nóminas, tu historial amoroso y hasta un bote con una muestra de tu sangre. En fin. Muy difícil. Eso sí, a partir de 1500 euros, tienes un piso, en el centro, nuevo, muy bonito. Pero claro ¿cómo se paga un alquiler de 1500 euros?. Ah sí, claro, es sencillo, esperando a que me suban el sueldo,y luego, dejándome todo el sueldo en el alquiler.

Si es que me tenía que haber quedado pequeña, con unos 5 años, mirando como las parejas se besaban en los parques, me hubiese ahorrado muchos quebraderos de cabeza.




7 comentarios:

Eyes 13 de agosto de 2008, 21:56  

Y donde te llamo?

juanjo 13 de agosto de 2008, 22:12  

La verdad es que a días dan ganas de mandarlo todo al carajo y pasar de todo, ya que no volver a ser niño...

;)

besitos

eigual 13 de agosto de 2008, 22:37  

eyes: puedes enviarme un mail, y nos tomamos esa cocacola que tenemos pendiente. También puedes escribirme, al mail, y me cuentas que te pasa. O añadirme al msn: esoeigual@gmail.com. Y si hace falta te paso mi teléfono. Hay mil formas de llamarme.
Un beso guapa y ánimo.

juanjo: Al menos, en ciertos momentos me gustaría tener la inocencia de un niño. Pero eso, en ciertos momentos, no siempre. Un saludo.

eigual 13 de agosto de 2008, 22:38  

eyes: Me equivoqué, el correo es este: esoeigual@hotmail.com y no gmail.com. Se podía presuponer, pero lo dejo dicho.

dadaontheroad.es 14 de agosto de 2008, 0:23  

habrá que idear algún tipo de tarifa plana de besos. aunque es probable que no de para pagar el piso

saludos de recién llegado

eigual 14 de agosto de 2008, 16:28  

dadaontheroad: Estaría bien este tipo de tarifa. Yo me acogería a ella de momento. Un saludo, recién llegado. Gracias por comentar...y bonito e interesante blog el tuyo.

La Dulce Pena 18 de agosto de 2008, 19:19  

Me has echo recordar, unas frases de un videojuego... que una vez escribí en mi blog bajo el título de "Pasan", mira son estas:

¿Habeis pensado alguna vez en...
...vuestra infancia?
...vuestras sensaciones?
...vuestras palabras?
...vuestras emociones?

Al convertirse en adulto, uno deja muchas cosas atrás...

El tiempo no perdona, aunque uno intente detenerlo se aleja irremisiblemente...

Y entonces...


Qué bonito hubiese sido permanecer siempre en esa infancia, sin preocupaciones, sin problemas.... con inocnecia... pero, por desgracia hemos crecido... y todo ha cambiado.... ya nada volverá a ser lo que era....

PD: Puedes consolarte con el piso, que con la "recesión económica" su precio suba menos que el IPC, y sea más barato comprarlos... ¿no?

Besos guapa, y suerte...

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.