Un post para un año nuevo


Voy en el metro, son las 8:30 de la mañana. La mayoría de la gente son extranjeros, que van a trabajar a unos trabajos que, nosotros, los españoles, no queremos hacer. A ellos los puedes ver barriendo las calles, atendiéndonos tras la barra, en las cajas de los supermercados, tan felices, apreciando el trabajo que tienen como si de él dependiese su vida: y es que quizá dependa.

Hoy es día 31 de Diciembre. Sí, le he enviado el mensaje a B. Le he felicitado el cumpleaños y el año. Por su parte: silencio. No esperaba otra cosa. Se lo envié a sabiendas de que obtendría silencio, el mismo silencio que estos casi 4 meses ha habido. No me afecta. No me pone triste. No me desgarra. Porque una persona que no quiere saber nada de ti, después de haber puesto tu vida y tus ganas en 4 años de relación, no se merece que sigas pensando en ella, que te siga doliendo su silencio. Por eso he de dejar a un lado, la idea de poder añadirla a mi lista de amigos. Y es que cuando una persona decide irse de tu vida, debes dejarla ir: la libertad es lo único real que tenemos las personas.El día que vuelva, si es que lo hace, las puertas, seguirán abiertas.

Estoy pensando en mi familia. En que ya va a hacer un año más que mis Padres se separaron. A mis hermanos, aún en esta distancia, cada día, les quiero más. A veces quisiera dos vidas, una para vivir con mi pareja y otra para vivir con mis hermanos. Les echo de menos, sí, tanto que podría llorar un mar esta noche si pienso en ello.
Mi madre esta noche, preparará la cena, como cada año (todo tan bueno). Mis hermanos subiendo y bajando escaleras, nerviosos. Tendría alguna vez que enseñaros a mi familia comiendo las uvas, si mis hermanos y yo nos juntamos, formamos una escalera bastante peculiar. Cada uno con su diferente personalidad: tan iguales pero tan distintos. Pero yo cuando les miro, me veo a mi. El otro día me di cuenta que mi hermana y yo tenemos la misma forma de hablar.

Se va un año, que al final ha tenido un final hermoso. Esta noche, todos comeremos las uvas, para seguir con la tradición. Cada uno en su lugar. En el lugar que ocupa. Porque no podía ser de otra forma.
Algún día nos juntaremos todos y todas. Todas las personas que hoy faltan, y las que no.
Cumplid vuestros sueños. En el 2008 hay que luchar por cumplir nuestros sueños. Porque las personas estamos llenas de sueños: es lo que nos mantiene vivos. Lo que nos ayuda a dormir y despertar cada día. Tomad las uvas, acordaros de las personas que amáis.
Dejad que vuestro corazón hable: llama, dile lo que sientes por ella, dile, dile eso que no te atrevías a decirle, pide perdón, no hay nada más hermoso que pedir perdón y que te digan: "perdóname tú". Venga, la Navidad nos hace que miremos dentro de nuestros corazones.
Haz antes de que termine el año todo aquello que no te has atrevido, o no has sabido hacer durante todo el año. Aún te queda tiempo, hasta las 12 de la noche hay tiempo.

Os deseo una buena entrada de año. Un feliz año, a todos y cada uno de los que me estáis leyendo. Y a los que no, también: porque ellos, en silencio, también se lo merecen.

4 comentarios:

VICTOR ALFARO 31 de diciembre de 2007, 19:00  

Si eres como un poema de Gloria Fuertes tienes que ser intensa, divertida, entrañable, sincera y muy muy valiente. Me pasaré por aquí en el nuevo año muy a menudo.
Abrazos y feliz 2008!

eigual: 31 de diciembre de 2007, 19:39  

victor alfaro: Gracias!! será un placer tenerte por aquí . Feliz 2008 para ti también!!!!!!

X 1 de enero de 2008, 1:30  

¡Feliz año! (Qué original xD)

Alas al viento 1 de enero de 2008, 14:05  

¡Feliz Año para ti también! Ojalá que todos nuestros buenos deseos se cumplan.

Un abrazo.

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.