Somos números rojos



Cobras el sueldo, y te lo gastas desde que consultas tu cuenta y ves que ya no estás en números rojos. Empiezas a pagar: el préstamo, el alquiler, las deudas, y te vuelves a quedar en números rojos. Así es la vida. Estamos destinados a pagar. Creo que quién inventó el dinero lo hizo para que no nos aburriéramos. Dijo: Voy a inventar algo que de juego, que nos haga pensar: algo que unos puedan tener mucho y otros poco. E inventó el dinero, y con ello las clases altas y bajas.
Ser pobre tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.
Las buenas: que da igual que te pongas el mismo jersey durante toda la semana, que si tus amigos saben que eres pobre, lo entenderán, y no te mirarán pensando que eres un guarro.
Las malas: nunca puedes comprar nada, mientras la humanidad compra de forma compulsiva.

Yo odio ver como la gente compra tecnología. Me da envidia. Yo también quiero un ordenador portátil de esos, y un i-pod, y la wii. Y les veo ahí, en las colas de los grandes almacenes, del Fnac, y me muero de envidia, quisiera ser ellos, sí, ser ellos por un momento, estar dentro de su cuerpo, venir hasta mi casa, soltar las bolsas sobre mi cama y salir para siempre de la casa perdiendo de forma inmediata la memoria. Luego llegar yo, y encontrarme la cama repleta de tecnología, pasarme toda la noche husmeando artilugios. Como cuando eres pequeño, y te regalan tu primera vídeo consola y te despiertas a las 8 de la mañana, de un Domingo, mientras todos duermen, para ir corriendo a jugar con ella, ¿quién no ha hecho eso en algún momento de su existencia?. Yo lo hacía, y lo sigo haciendo.

Yo fui rica en su momento, le digo a una amiga, que me pregunta porque llevo casi siempre el mismo jersey. Porque ahora mismo soy algo pobre, pero volveré a ser rica algún día. Ahora soy pobre y tengo que llevar este jersey, y lo llevo porque me gusta, porque me hace sentir más YO.
Fui rica una vez. Cuando no tenía deudas. Lamentablemente, mis deudas las terminaré para Enero del 2009.
Hoy he jugado con el tiempo. He cogido el sello, y lo he cambiado he puesto: 1 ENERO 2009. Y me he pegado varios sellos por el cuerpo. Me he acercado a una compañera de trabajo, le he dicho que he dado un salto en el tiempo, y que ya estamos en Enero de 2009, y le he enseñado los sellos pegados en mi piel. Me ha mirado con cara de estar alucinando con la tontería tan grande que he dicho. Me ha vuelto a mirar, y me ha preguntado que si me he tomado las pastillas antes de salir de casa.
Si fuese 2009 yo sería un año más vieja. Y me da igual. Lo que quiero es terminar de pagar estas deudas, quiero volver a tener dinero. Quiero poder hacerle regalos a mi novia, y dejar de hacer cuentas a cada momento para saber si en Navidad podré hacer un buen regalo o no. Quiero dejar de caer en la tentación de querer vender mi psp.



Hoy estaba todo el mundo en silencio. Nadie hablaba. Ni siquiera las chicas que no callan nunca.
Y es que hoy decían quien se iba y quien se quedaba.
Y a mi no me han dicho nada.
Quiere eso decir ¿qué me quedo?.
O que mañana llegaré ¿y alguien habrá usurpado mi sitio?.

4 comentarios:

Sandra 14 de noviembre de 2007, 14:47  

Pues verás Pollito. El problema de esta sociedad es que fomenta el consumismo y la gente vive por encima de sus posibilidades. Lo cierto es que no necesitas ninguna de esas cosas de las que hablas. Yo misma, vivo si ipod, sin wii y cuando era pequeña no me regalaron jamás una consola de video juegos ni me tuve que levantar a las 8 de la mañana a jugar. Con lo cual creo que me ha venido bien para no hacerme una tecnológica-consumista. También consumo, pero procuro no gastar nunca por encima de lo que tengo ni endeudarme y créeme, le puedes regalar a tu novia uno de tus historias o sorprenderla con un paseo por algún lugar maravilloso. Ella te lo agradecerá igual. La felicidad de las cosas materiales dura muy poco, pero la otra, se hace poco a poco y se prolonga en el tiempo.
Besos, pollito.

Ana 14 de noviembre de 2007, 16:00  

Puesto que aún me quedan como 7 años (así, por lo bajo) para irme de casa de verdad y que tardaré en pagar mi hipoteca 50 años, mi fecha clave será el 1 enero de 2064...Buff, que bajón de repente...
Saludos

eigual: 14 de noviembre de 2007, 19:59  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eigual: 14 de noviembre de 2007, 20:03  

andra: yo ya le regalo a mi novia cosas de ese tipo, y créeme que le encanta. Pero a mi me gustaría ir a comprarle un gran regalo de Navidad, y ver su cara de ilusión mientras lo abre. Pero sí, tendré que recurrir a la imaginación ya que no se como vendrán las cosas económicamente.
El dinero no da la felicidad. Lo que a mi me jode es estar trabajando y que el sueldo, casi íntegro se me vaya pagando préstamos, de un dinero que se puede decir que no he "disfrutado", pero bueno, todo termina, y en el 2009 yo seré libre y me sí, no tendré préstamos pero seguramente tenga una letra de cualquier otra cosa: así es la vida. Pagar y pagar.Trabajamos para pagar.

Ana: Ya pero al menos tendrás una casa, ¿no?, que es diferente de estar pagando un dinero cada mes y no tener nada.Pero bueno, que eso me lo busqué yo. Y de estar pagando ese dinero en una hipoteca, probablemente no me quejaría, o sí, nunca se sabe. Somos seres inconformistas, siempre es así.
Gracias por tu comentario.

eigual

Empecé a escribir este blog en una época bastante importante de mi vida. Aquí he escrito poemas y relatos. De la única forma que se. Hace poco me mude a www.escriboaqui.es con las mimas ganas de escribir que nunca. Con nuevos proyectos y sueños. Disfruta de todas las palabras que se quedaron aquí.